[Imagen del logotipo de la compañía] Licitaciones en Chile
 

 

 Principal Reseña Problemas Objetivos Licitación Licitaciones en Chile Procesos Chilenos ¿Buen mecanismo? Opiniones ¿Caso sin licitación? Bases 3er Proceso Conclusiones Referencias Web

 

5.1. Por qué una licitación en Chile 

En Chile los últimos años se estancó la inversión en generación de energía, quedando en riesgo el abastecimiento de la demanda futura. El Gobierno se vio en la necesidad de intervenir, incentivando la inversión obligando a las distribuidoras a licitar sus contratos de abastecimiento eléctrico. Para ello se promulgó la Ley Nº20.018 conocida como Ley Corta II la que establece en su Art. 1° N°2 que:

 

·         Cada distribuidora debe disponer del suministro de energía de a los menos los próximos 3 años. Dicho suministro debe provenir, ya sea de contratos o de generación propia.

·         Los contratos de suministros deben ser obtenidos mediante licitaciones, las cuales deben ser: públicas, abiertas, no discriminatorias y transparentes.

·         Se establece que las distribuidoras se pueden coordinar para licitar el conjunto de su demanda (agregada).

·         Las bases de las licitaciones las deben elaborar las propias distribuidoras, previa aprobación de la Comisión Nacional de Energía, en adelante CNE.

·         Los contratos licitados no deben exceder de un periodo de 15 años.

·         Existencia de un umbral que representa el porcentaje máximo de los requerimientos de energía para clientes regulados a negociar en cada contrato. El precio de la energía presentado por el oferente en la licitación no puede ser superior a un umbral calculado en base al precio nudo de corto plazo.  (Ver Art. 79-5 y Art. 101 ter)

·         Para los contratos negociados mediante una licitación el precio de la potencia no se actualizará en cada cálculo de precio nudo, sino que se indexará según una formula previamente establecida.

·         La licitación se adjudica por menor precio.

·         La indexación de los precios de energía y potencia pueden ser definidas tanto en las bases, como en las mismas ofertas de los generadores.

             Con estas medidas la ley busca disminuir la importancia del costo marginal como señal de mercado. Ese costo era muy volátil para una adecuada señal de expansión. De igual forma, se busca aumentar la importancia de señales de largo plazo que incorporen las reales expectativas de costos de generación de los propios productores. También incentiva la construcción de capacidad con contratos de largo plazo y permite el manejo del riesgo para la distribuidora, asegurando los contratos de abastecimiento. En general la ley llega para dar una señal de estabilidad al sistema

 

5.2. Consideraciones que debiese tener un proceso de licitación
 

        El mecanismo de licitación da la posibilidad de contratar el 100% de los requerimientos de energía, con la condición de que los generadores deben garantizar sus ofertas. La competencia desarrollada entre generadores permite precios competitivos, abiertos y públicos. Todo esto bajo la base que los ganadores deben tener el tiempo suficiente para llevar a cabo sus inversiones y las licitaciones deben ser estandarizadas (licitaciones de bienes homogéneos o iguales).

        Es importante definir en una licitación si se utilizará un modelo discriminatorio de precios, esto es, si se pagará diferente la energía de acuerdo a determinadas situaciones. En el mercado existen actores con capacidad instalada y que se supone que ya ha sido costeada a lo largo de los años. Se dice que estos generadores producen energía vieja. Los nuevos actores del mercado deben proyectar inversiones y asumir los riesgos de la puesta en marcha. Estos nuevos actores proveerán energía nueva. La energía nueva supone recuperar los costos de los combustibles, más los costos del capital con contratos a largo plazo. Por su parte, la energía vieja sólo supone recuperar los costos de los combustibles (contratos a mediano plazo) porque los costos de inversión ya deben haber sido financiados. En un modelo de licitaciones debe quedar claramente definido si se diferenciará precios entre energía nueva y energía vieja, ya que los actores del mercado tienen distintos niveles de riesgo y eso puede repercutir en los precios ofertados.

Otro punto a considerar es el mecanismo a usar para el despeje de los precios. El proceso de licitación definirá de acuerdo al tipo de subasta elegido si se utilizará un esquema de precios Pay-as-bid, en el que se paga a los oferentes adjudicados el mismo precio que ofertaron, o si se utiliza un esquema de Precio Uniforme, en el que se paga a todos los oferentes adjudicados el mismo precio en función del último adjudicado.

Es necesario definir si agregar los bloques de demanda y realizar un proceso conjunto, o realizar la subasta con bloques individuales. El proceso conjunto podría presentar aprovechamiento de las economías de escala (para pequeñas distribuidoras), por lo que debe ser un punto a considerar en el diseño del proceso.

Junto con la agregación de bloques es necesario también definir si se hacen procesos centralizados de subastas con licitaciones periódicas y uniformes con todos los agentes del mercado o procesos diferentes.

Y quizás una de las consideraciones más importantes debe ser si se utilizan bloques de demanda uniformes, esto es, si los bloques de energía a subastar serán estandarizados y no diferenciables. Esto permite que no haya preferencias de un bloque sobre otro y evita que ciertos bloques queden sin ser ofertados o con precios resultantes más altos.

Más adelante se describe qué ocurre con cada una de estas consideraciones en las licitaciones chilenas.

 

5.3. Descripción de los procesos chilenos 

5.3.1. Detalle Decreto Fuerza Ley Nº4 en cuanto a licitaciones explicado por artículos

Artículo 131: Las distribuidoras concesionadas tienen que asegurar el consumo de energía a sus consumidores regulados a lo menos para los siguientes 3 años, para esto deben tomar en cuenta la proyección de la demanda de los consumidores más la propia capacidad de generar energía.

            Se deberá hacer un llamado de licitación para abastecer a los clientes regulados, y así con el resultado de la licitación, sumado a los contratos y la propia capacidad de generación, poder abastecer al consumidor regulado por los próximos 3 años.

            Las licitaciones son públicas, abiertas, no discriminatorias y transparentes. La información de las ofertas se publicará en un medio electrónico para que las ofertas realizadas sean de conocimiento libre. Las distribuidoras pueden asociarse para realizar la licitación en conjunto por la suma de los suministros a contratar de cada una de ellas.

Artículo 132: Las bases de las licitaciones son fijadas por las distribuidoras, previamente aprobadas por la CNE, y especifican los puntos donde se efectuará el suministro, la cantidad y el período de suministro que cubrirá la oferta.

            Las licitaciones para abastecer consumos de clientes regulados no pueden incluir el consumo de clientes no regulados. El reglamento establece el porcentaje máximo de la energía para los clientes regulados a contratar en cada contrato y este límite no puede ser superado por lo que el plazo de los contratos debe ser coordinado.

Artículo 133: La seguridad y calidad del servicio que se establece para cada licitación, deben ser homogéneas (según lo fije la normativa) y no discriminatorias para los oferentes. Todos tienen las mismas reglas y condiciones. Los oferentes, por otro lado, no pueden ofrecer regalías o beneficios adicionales al suministro.

            El reglamento establece los requisitos para ser un oferente y las garantías que este debe entregar para asegurar tanto el cumplimiento de la oferta entregada como del contrato de suministro que suscriba, tales como boletas de garantía, entregadas por el oferente o cualquier otra garantía entregada por empresas matrices pertenecientes a un consorcio en el caso que corresponda. El oferente debe de entregar también un informe de riesgo institucional de no más de 12 meses de antigüedad, contados desde la fecha de presentación de dicho documento en el proceso de licitación.

            El período de suministro lo especifica la base de la licitación y no puede ser mayor a 15 años, así como el precio de la energía que ofrece el oferente de acuerdo a dichas bases. El precio de la potencia durante el contrato, será el fijado en el decreto de precio de nudo vigente al momento de la licitación. Las formulas de indexación para la energía y potencia serán fijadas por la comisión en las bases de la licitación, pero si estas bases lo permiten, el oferente pueden elegirlas respetando las condiciones de las bases. La indexación de la energía debe incluir la variación de los costos en los combustibles y otros insumos de importancia para la generación de ésta. En el caso de la potencia, la indexación debe reflejar la variación de los costos de inversión de la unidad generadora más barata para generar potencia durante las horas de demanda máxima.  Dicha indexación se realizará a partir de los valores de las monedas más representativas del origen de esa unidad generadora, y se reajustarán las monedas, para mantener el poder de compra en sus respectivos países.

Artículo 134: La licitación se adjudica al oferente con el precio más bajo de la energía y si hay más de un punto de abastecimiento en la licitación, el precio ofrecido será calculado según el reglamento. Los contratos que involucran a distribuidora-suministrador para abastecer a clientes regulados, serán suscritos por escritura pública y con copia autorizada para ser registrado en la superintendencia y la distribuidora tiene 3 días luego del registro, para informar a la comisión del resultado de la licitación. Las otras bases las establece el reglamento, pero éste no puede establecer condiciones que aumenten los costos establecidos en la Ley 20.018. El total de la energía que deberán facturar los suministradores será igual a la que la distribuidora demande en el período de facturación.

Artículo 135: En cada licitación el valor máximo de las ofertas será el límite superior de la banda del precio de mercado, vigente en el momento de la licitación incrementado en un 20%. Al declararse desierta una licitación cuando se abren las ofertas se debe hacer otra licitación 30 días después de declararla desierta y siendo así, el Consejo Directivo de la CNE puede acordar aumentar la banda en un 15%. Esto se hace hasta que se adjudique la licitación o hasta que esté vigente el nuevo decreto de precios nudos, el que define el nuevo precio máximo de la energía.

 

Características de las licitaciones eléctricas chilenas:

El esquema de precios utilizado será el tipo Pay as bid, en el que a cada oferente adjudicado se le paga el precio que ofertó.

Los procesos de licitación son no centralizados ya que cada distribuidora determina sus requerimientos y define el diseño y el manejo de sus bloques de energía. Los bloques de demanda son no estandarizados y sin agregar. Sin embargo, existe una división de la demanda en bloque base y bloque variable.

No existe diferenciación entre energía nueva y energía vieja. Ambos tipos de energía son igualmente considerados y no tienen diferenciación de precios.

            Cada generador tendrá la exigencia de justificar sus ofertas con capacidad instalada o proyectos. Sin embargo, los incentivos por potencia firme quedan al margen de las licitaciones y siguen pagándose independientemente. De esta forma, los oferentes tendrán exigencias en la licitación:

 

·         Adquirir las Bases del llamado de Licitación

·         Deben dar garantías de energía y potencia firme

§  Montos de energía firme en base a los últimos 5 años y estimada para los próximos 10 años

§  Montos de potencia reconocidos en la remuneración de potencia vigente en los últimos 5 años y estimada para los próximos 10 años

§  Relación producción propia/contratos libres y regulados para últimos 5 años y estimada para los próximos 10 años

§  Si el oferente declara la procedencia del suministro a través de centrales nuevas, deberá contratar una Auditoría Técnica

 

·         Deben dar garantía de seriedad de la Oferta, en base a la energía ofertada

·         Deben dar garantía de constituirse en Chile como sociedad anónima de giro en generación de electricidad (en caso de que no lo sea)

 

            Los bloques de energía a licitar se dividen en bloques fijos y variables. Ellos conformarán bloques de Suministro de Energía, que serán divididos en Sub Bloques.

        Las ofertas son referidas a cada bloque de suministro y los precios y cantidades sólo serán válidos para el bloque ofertado.

        El generador puede ofertar por más de su capacidad firme (la cual debe justificar), pero sólo quedará casado por un monto igual o menor a dicha capacidad.

Para hacer la casación de precios se utilizará un Mecanismo de adjudicación conjunta donde participan todos los bloques de suministro de varias empresas (generalmente de un mismo grupo económico). Estas empresas se unen para licitar sus bloques, sin embargo los contratos que suscribirán serán independientes para cada empresa.

Para cada bloque se conforma su respectiva curva de oferta y se calculan los precios medios de las curvas de oferta.

        El precio techo es el precio límite que tendrá un proceso de licitación. Las ofertas que exceden este precio son eliminadas por lo que los precios adjudicados serán necesariamente menores a este techo. Este precio tope no debe ser superior al precio nudo vigente (precio nudo corto plazo), incrementado en 20%.

        El precio techo busca flexibilizar el precio, en el caso de que no sea suficientemente atractivo para los inversionistas.

            En el caso de que la licitación se declare desierta, esto es, no existan ofertas suficientes que cumplan las condiciones del proceso, se convoca a una nueva licitación, dentro de los 30 días siguientes, con un incremento de hasta un 15% en la banda.

            Es importante destacar que la existencia del precio techo reconoce imperfecciones: en teoría no sería necesario si la subasta estuviera bien diseñada y la competencia es perfecta.

5.4. Debilidades y posibles problemas del caso chileno

Un posible problema se produce cuando alguna zona licitada se queda sin ofertas o las ofertas no cumplen con las condiciones de la licitación. Así, puede que no toda la demanda sea abarcada y se deberá hacer nuevos llamados de licitación para asegurar la totalidad del suministro, trayendo como consecuencia la elevación de los precios.

Los plazos de los llamados a licitación son un importante factor que influye  directamente en el desarrollo del proceso. Como existe obligación de suministro ante todo evento (Art. 99bis), si los plazos son cortos en general las generadoras prefieren no ofertar si no pueden asegurar que sus planes de expansión cubrirán la energía ofrecida. De esta forma evitan multas y se mantienen aversos al riesgo.

Plazos cortos en los llamados a licitación constituyen una gran barrera de entrada para nuevos inversionistas en el sector[1].

        A pesar de que los actores del mercado tienen distintos riesgo dependiendo si generan energía nueva o energía vieja, el sistema chileno considera que no hay diferencias entre ellos. Esto se podría reflejar como alzas en el precio final obtenido, debido a que los nuevos deben financiar su inversión y hay una disparidad en la competencia.

Como ya se dijo, en el caso chileno los bloques no son uniformes. Los bloques son diferenciados y eso abre la opción de que haya preferencias entre bloques. Esto puede conllevar a licitaciones desiertas en ciertos bloques y altas diferencias de precios entre bloques. Junto con esto,  no hay centralización de las licitaciones, lo que podría ser un beneficio en el proceso.

Por último, el caso chileno no contempla agregación de la demanda lo que podría permitir ventajas con el aprovechamiento de economías de escala con la consecuente reducción de precios.


 

[1] Se sugiere leer “Eléctricas europeas ven difícil llegar a tiempo a licitaciones”, Martes 26 de Septiembre de 2006, El Mercurio Online. Empresas europeas cuestionan los cortos plazos del primer proceso de licitación.

    

 

Contacto

Felipe Peirano            fgpeiran@puc.cl
Horacio Valenzuela     hjvalenz@puc.cl
 
Última modificación: 26 de mayo de 2009