Abastecimiento de Gas Natural

   

Temas

  1. Introducción
  2. Panorama energético en el Cono Sur
  3. El mercado internacional del gas natural
  4. Evaluación de la situación actual de los mercados electro-gasíferos
    1. Análisis del mercado chileno
    2. Análisis del mercado argentino
    3. Análisis del mercado boliviano
    4. Análisis del mercado brasileño
    5. Balance energético internacional
    6. Consecuencias para Chile y panorama de corto plazo
  5. Evaluación de la situación futura de estos mercados
  6. Conclusiones
  7. Bibliografía

 

Contacto:

4.      Evaluación de la situación actual de los mercados electro-gasíferos

 

4.4. Análisis del mercado brasileño

 

La economía brasileña se está recuperando de un período de lento crecimiento a inicios de la década, cuando el crecimiento real del producto interno bruto (GDP) alcanzó un promedio de sólo 1.3% durante 2001-2003. La economía creció un 4.9% en 2004 y, aunque se retarda a 2.3% en 2005, el año 2006 alcanzó un 3.7%. Mantener la inflación controlada ha sido una prioridad de la política económica del Brasil, lo que se reflejó en 6.9% en 2005 y un histórico 3.1% en el 2006, una mejora dramática de la hiperinflación vista en los años 90. Otra prioridad económica ha sido reducir la deuda pública.

Brasil es el 10º mayor consumidor de energía en el mundo, y el tercer más grande del hemisferio occidental, detrás de los Estados Unidos y del Canadá. El consumo de energía primaria total en el Brasil ha aumentado significativamente estos últimos años. Además, Brasil ha tomado medidas en la última década para aumentar su producción energética total, particularmente en lo que respecta al petróleo. El aumento de la producción petrolífera doméstica ha sido una meta a largo plazo del gobierno brasileño.

 

4.4.1. Red de transporte: interconexiones nacionales e internacionales

 

Sistema doméstico

Petrobras opera el sistema local de transporte del gas natural de Brasil. La red tiene sobre 2500 Km de tuberías de gas natural, sobre todo en el sureste y nordeste del país. La red consiste en sistemas principales en el sureste, el noreste, y el estado de Espirito Santo; estos sistemas no están actualmente interconectados, lo que ha obstaculizado el desarrollo de la producción y de los consumos domésticos. En junio de 2006, la empresa China Sinopec comenzó la construcción del gasoducto Gasene de 1175 Km que une las redes del noreste y sureste. En el 2005, comenzó la construcción del Gas Unificacao, o Gasun; este proyectos de 2250 Km unirá Mato Grosso dul Sul, en el sudoeste del Brasil, a Maranhao, en el noreste. Estos proyectos de gasoductos satisfacen un objetivo que el gobierno brasileño anunció en junio de 2003: expandir la red de gas natural del país.

La falta de la infraestructura de transporte del gas natural en las regiones interiores del país ha obstaculizado la exploración y la producción. Particularmente, el estado de Amazonas contiene considerables reservas que se mantienen inexplotadas, especialmente el campo de Urucu, que contiene las reservas terrestres más grandes de gas natural del Brasil. En el año 2005, Petrobras comenzó la construcción de la tubería que ligará Urucu a Manaus, la capital del estado de Amazonas. El proyecto incluye la construcción de una nueva tubería de 240 millas desde Manaus a Coari, en donde interconectará con una tubería existente de gas de petróleo líquido (LPG) que Petrobras convertirá para transportar el gas natural. La tubería de Urucu será paralela a un oleoducto existente y llevará el gas natural que actualmente se re-inyecta durante la producción petrolífera. Petrobras también planea construir una tubería de Urucu a Porto Velho, capital del estado de Rondonia, con el inicio de la construcción programada para el año 2007.

 

Figura 37. Gasoductos de gas natural en Brasil

Fuente: OLADE

 

Gasoductos de importación

Brasil importa el gas natural de Bolivia a través del gasoducto de Gasbol que une a Santa Cruz, Bolivia con Porto Alegre, Brasil, pasando por Sao Paulo. El Gasbol tiene una capacidad máxima de 30 MMm3/d, aunque su utilización en el primer trimestre de 2006 eran solamente 23.5 MMm3/d. Gasbol también tiene una extensión de  275 Km, 2.8 MMm3/d que se conecta con una central eléctrica de gas natural en Cuibana.  

Gasbol ha sido una continua fuente de conflicto entre Brasil y Bolivia. El acuerdo entre los dos países es un contrato tipo “take or pay”, lo que significa que Brasil debe pagar a menudo por gas natural que no usa realmente. Ha habido épocas en el pasado en que, debido al bajo desarrollo económico, Brasil no ha podido utilizar el volumen entero. Además, Bolivia ha objetado el bajo precio que Brasil paga por el gas natural del sistema Gasbol, que ha promediado los $3.60 US$  por pie cúbico durante el primer trimestre de 2006, bastante por debajo de los niveles internacionales.

A pesar de esta situación, Petrobras anunció en enero de 2005 que le gustaría aumentar la capacidad del gasoducto Gasbol, debido a la activación de la demanda de gas natural en Brasil por mejores perspectivas de desarrollo económico. Sin embargo, la realización de esta extensión es todavía incierta. En mayo de 2006, Petrobras canceló los planes de expansión, señalando que los clientes potenciales habían retirado sus compromisos para comprar sus aumentos de consumo. Además, la nacionalización del “upstream” de la industria del petróleo y del gas natural de Bolivia en mayo de 2006, y su deseo de doblar el precio que Brasil paga por las importaciones de gas natural, siembran dudas sobre el futuro del proyecto.

Brasil también recibe gas natural desde Argentina a través del gasoducto Paraná-Uruguayana. Este ducto de 2.8 MMm3/d abastece a una central eléctrica de gas operada por AES. Existe una extensión en construcción de 611 Km, que conectará Uruguayana a Porto Alegre. Finalmente, los operadores del gasoducto Cruz del Sur, que actualmente conecta Buenos Aires a Montevideo, mantienen una concesión para extender el ducto a Porto Alegre.

Brasil ha realizado conversaciones con Venezuela y Argentina acerca de la construcción de un nuevo sistema de gasoductos de gas natural, de 8050 Km que conecte los tres países, llamado el Gasoducto del Sur. El sistema, que facilitaría exportaciones desde Venezuela a los otros dos países, podría costar por lo menos US$ 20 mil millones. El plan, sin embargo, no ha avanzado más allá de las etapas de planificación: los factores que podrían afectar la viabilidad del proyecto incluyen su alto costo, desacuerdos sobre las tarifas, y dudas sobre la disponibilidad de la producción venezolana del gas natural para abastecer el sistema.

 

4.4.2. Equilibrios de mercado: Oferta y Demanda

 

De acuerdo a la revista “Oil and Gas Journal” (OGJ) Brasil tenía 322 mil millones de metros cúbicos de reservas probadas de gas natural en 2006. Los pozos de Campos y Santos contienen la mayoría de las reservas, pero hay también reservas importantes en el interior del país. A pesar de las importantes reservas de gas natural del Brasil, su producción ha crecido lentamente estos últimos años, principalmente debido a una falta de capacidad local de transporte y en parte debido a precios internos bajos. En el futuro, Brasil espera desarrollar su creciente producción de gas natural a través de una expansión de la red local del transporte del gas natural, de la mano de las instalaciones productoras de petróleo, y de la creciente explotación de las reservas existentes.

El consumo del gas natural es una pequeña parte de la matriz energética del país, constituyendo solamente el 7% del consumo total de energía en 2004. Los altos precios del petróleo han ayudado a estimular la demanda por gas natural en Brasil: el gas natural se utiliza sobre todo como substituto para el fuel-oil en aplicaciones industriales y de generación eléctrica, y los precios internos para el gas natural son mucho más bajos que los precios internacionales del fuel-oil. Además, la introducción de importaciones de gas natural ha conducido a un rápido crecimiento en el consumo doméstico.

 

Organización del sector

Petrobras es el mayor productor de gas natural en Brasil. La compañía controla sobre el 90% de las reservas del gas natural del Brasil. Otros agentes importantes en el sector incluyen Sulgas y la británica GP. La Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP), dependiente del Ministerio de Minas y Energía, ha intentado atraer la inversión internacional al sector, a través de licitación de licencias, la última de las cuales entregaba bloques que se piensa contengan cantidades comerciales de gas natural.

Petrobras es también el más importante proveedor mayorista del gas natural. La ley brasileña permite que cada estado mantenga un monopolio en la distribución del gas natural en su respectivo territorio, pero muchos estados han comenzado a privatizar parcialmente estas compañías de distribución. Petrobras ha comprado acciones en varias de estas compañías. El sector industrial es el mayor consumidor del gas natural en Brasil, representando cerca del 80% del consumo doméstico total. Sin embargo, los dos sectores de crecimiento más rápidos son la generación termo-eléctrica y el gas natural comprimido para vehículos (CNG).

 

Exploración y producción

El año 2004, Brasil produjo 9.5 mil millones de metros cúbicos de gas natural. La mayor producción del gas natural del Brasil ocurre en el pozo Campos en el estado de Río de Janeiro de pozos costa afuera. La mayoría de la producción terrestre ocurre en los estados de Amazonas y de Bahía, aunque el gas natural producido aquí está destinado sobretodo para consumo local debido a la falta de infraestructura de transporte. Sin embargo, varios nuevos proyectos de infraestructura de transporte se espera que faciliten la producción creciente en estas regiones.

En el año 2006, Petrobras anunció un ambicioso plan para aumentar su producción de gas natural a 14.56 mil millones de metros cúbicos antes de fines de 2008. El proyecto se centraría en el aumento de la producción de los campos existentes de Marlim y de Merluza, y contempla dos nuevos campos relacionados en el estado de Espirito Santo.

 

Figura 38. Consumo y producción de gas natural en Brasil

Fuente: IAE

 

Factores que afectan y/o distorsionan este equilibrio

Como se puede apreciar en la figura, el mercado de gas natural es altamente dependiente de las importaciones desde Bolivia. En el último tiempo, Bolivia se ha transformado en un proveedor riesgoso para Brasil. Debido a ello, Brasil ha modificado su estrategia de abastecimiento hacia el fomento de la producción propia y el GNL, de modo de obtener mayor seguridad y flexibilidad de suministro.

 

   
Ultima Actualización: Mayo 27, 2007 Descargar Documento Completo en Versión .PDF

IEE3372 - Mercados Eléctricos (2007)