Abastecimiento de Gas Natural

   

Temas

  1. Introducción
  2. Panorama energético en el Cono Sur
  3. El mercado internacional del gas natural
  4. Evaluación de la situación actual de los mercados electro-gasíferos
    1. Análisis del mercado chileno
    2. Análisis del mercado argentino
    3. Análisis del mercado boliviano
    4. Análisis del mercado brasileño
    5. Balance energético internacional
    6. Consecuencias para Chile y panorama de corto plazo
  5. Evaluación de la situación futura de estos mercados
  6. Conclusiones
  7. Bibliografía

 

Contacto:

4.      Evaluación de la situación actual de los mercados electro-gasíferos

 

4.1. Análisis del mercado chileno 

Chile posee recursos energéticos domésticos limitados. En consecuencia, el país debe importar el grueso de sus necesidades energéticas. La confianza cada vez mayor de Chile en las importaciones de energía, particularmente de gas natural, no ha sido sin consecuencias. En abril del año 2004, Argentina comenzó a restringir exportaciones del gas natural a Chile, con cortes que han alcanzando recientemente casi el 100 por ciento de volúmenes contratados. Chile, en cambio, comenzó a reconsiderar su política energética, que, antes de las restricciones de importación, había asumido un uso creciente de importaciones de gas natural y de energía desde Argentina. Mas aún, Chile ha comenzado a investigar otras fuentes de gas natural, tales como el gas natural licuado (GNL) o gas por cañerías desde otros países.

4.1.1. Red de transporte: interconexiones nacionales e internacionales 

Sistema doméstico

ENAP opera una red de las tuberías de gas natural que conectan campos de producción en el pozo de Magallanes, con el centro de consumo importante.

Gasoductos de importación

Siete gasoductos, todos construidos a finales de los años 90, conectan Argentina con Chile. Tres en el sur: Tierra del Fuego, El Cóndor-Posesión, y Patagonia abastecen las plantas de metanol operadas por Methanex, el productor más grande de metanol del mundo. Methanex exporta la mayor parte de su producción a Norteamérica y Asia. Las plantas de Methanex han sido afectadas por la interrupción de las importaciones de gas natural desde Argentina, forzando algunas plantas a cerrar o reducir su funcionamiento.

En el norte, el gasoducto de GasAtacama viene desde Cornejo, Argentina, a Mejillones, Chile. De propiedad de Endesa y la estadounidense CMS, este gasoducto abastece a la central eléctrica Nopel perteneciente a esta sociedad. También en el norte está el gasoducto NorAndino, que corre paralelo al de GasAtacama. En la región central, el gasoducto GasAndes, conecta el pozo de Neuquén en Argentina con Santiago de Chile. También en la región central, el Gasoducto del Pacífico, conecta Neuquén con Chile central a la altura de Concepción. Sus principales dueños son TransCanadá, El Paso, y Gasco, y  abastece a distribuidores municipales y centrales eléctricas de gas. En abril de 2006, el consorcio de Gasoducto del Pacifico entregó un estudio de impacto ambiental para una extensión del sistema para conectar la línea interurbana principal con la central eléctrica de Campanario en Cabrero. (Ver tabla 3)

 

Tabla 3. Longitudes y capacidades conexiones Argentina-Chile

Fuente: Informe Energético 2004, OLADE

 

4.1.2. Equilibrios de mercado: Oferta y Demanda 

Mercado de gas natural

De acuerdo a la revista “Oil and Gas Journal” (OGJ), Chile tenía 98 mil millones de metros cúbicos de reservas probadas del gas natural a enero del año 2006. El país tiene poca producción doméstica, sumando 1.08 mil millones de metros cúbicos en 2004. ENAP controla toda la producción de gas natural en Chile, que ocurre sobre todo en pozos de Magallanes. Chile ha explorado vigorosamente el país para encontrar reservas del gas natural, pero hasta ahora sin éxitos significativos.

A pesar de su carencia de reservas domésticas, el consumo de gas natural de Chile se ha multiplicado en estos últimos años. Históricamente, la baja producción doméstica limitaba el consumo, con el gas natural constituyendo solamente un 8 % del consumo de energía total (TEC) en 1996. Una combinación de aumento de la demanda energética, preocupaciones ambientales, y de falta de confiabilidad de la hidroelectricidad incitó el gobierno chileno a reconsiderar su política energética y animar el uso del gas natural. Para tal efecto, Chile comenzó importaciones a gran escala de gas natural por primera vez en 1997; desde entonces, el consumo de gas natural del país ha aumentado en un promedio de 21.7 % al año, alcanzando 8200 millones de m3 y el 26 % de TEC en el año 2004.

 

 

Figura 29: Consumo y producción de gas natural en Chile

Fuente: EIA

El principal usuario de este insumo, ha sido el sector de generación eléctrica, como se puede apreciar en el siguiente gráfico:

 

Figura 30: Uso de gas natural  en Chile hasta el año 2004 (en MMm3)

Fuente: CNE, Chile

 

Mercado Eléctrico

La introducción del gas natural, tuvo un fuerte impacto en el sector de generación de energía, disminuyendo los costos de producción y las tarifas a clientes finales. Según se aprecia en las siguientes figuras, la producción con ciclos combinados a gas natural, llegó a representar un 24% de la energía total anual generada en el SIC, y un 70.9 % de la energía total anual generada en el SING.

 

 

Figura 31: Generación de energía eléctrica por tipo de  fuente en Chile (en GWh)

Fuente: CNE, Chile

 

Sin embargo, la crisis del gas ha provocado un cambio en la matriz de expansión del sector, privilegiando el uso del carbón como insumo para la generación térmica, y el GNL como medio de respaldo. Ello provoca una disminución de la proyección de demanda de gas natural del país para los próximos años.

 

Factores que afectan y/o distorsionan este equilibrio 

Estos últimos años, las interrupciones periódicas en el flujo del gas natural de Argentina a Chile han afectado el mercado chileno de gas natural. En el año 2004, la Argentina sufrió una crisis energética, forzándolo a cortar sus exportaciones de gas natural a Chile. Desde entonces, las exportaciones a Chile han fluctuado entre 20-50 por ciento debajo de volúmenes contraídos, con el flujo de gas natural cesando totalmente en algunas ocasiones. Por ejemplo, Argentina cortó totalmente las exportaciones a Chile por dos semanas en agosto de 2006. Los cortes de la importación han causado detenciones de centrales eléctricas y de las instalaciones del metanol, así como ha forzado a los consumidores a cambiarse a combustibles más costosos. Junto con los cortes en volúmenes, la Argentina también ha aumentado los precios del gas natural: en julio de 2006, la Argentina aumentó su impuesto de exportación de gas natural a 45 %, a partir de un 20 % inicial. La mantención de estas dificultades estructurales en el sector del gas natural de Argentina, podrían conducir a continuos problemas de suministro en el futuro.

 

Gas natural licuado (GNL)

Como se ha mencionado, Chile ha comenzado a considerar el GNL como medio para diversificar su fuente de gas natural fuera de Argentina. En febrero de 2006, ENAP licitó por $US 400 millones al grupo BG, la construcción de un terminal de regasificación de GNL cercano a Quintero, en Chile central. BG ha comenzado la construcción este año y espera traer la planta operando en el 2009. La planta tendrá una capacidad estimada de producción de 10 MMm3/d, ampliable a 20 MMm3/d. ENAP ha firmado ya contratos de abastecimiento con grandes distribuidores. Paralelamente, SONACOL se ha iniciado un proyecto de gasoducto de gas natural entre Santiago y Concepción, para respaldar las operaciones en el sur.

También ha habido proyecciones sobre un segundo terminal de importación de GNL. En agosto de 2006, el gobierno chileno anunció que Codelco conduciría un esfuerzo de desarrollar un terminal en la parte norte del país, que proveería a centrales eléctricas y a consumidores industriales importantes. Suez también ha considerado la idea de construir un terminal norteño del GNL.

 

   
Ultima Actualización: Mayo 27, 2007 Descargar Documento Completo en Versión .PDF

IEE3372 - Mercados Eléctricos (2007)