Ficha CAS

 

El origen de la Ficha CAS se remonta al año 1979, cuando fueron creados los Comités de Asistencia Social (C.A.S.), instancias de nivel comunal encargadas de la ejecución de los programas sociales del Estado. Los C.A.S. hicieron ver la necesidad de contar con un instrumento estandarizado y único que permitiera focalizar los programas sociales a su cargo hacia los sectores más necesitados. Así, en 1980 hace la Ficha CAS en su primera versión. A través de la información recogida era posible clasificar a los hogares en 5 niveles o índices de pobreza, siendo los tres primeros los que reflejaban las situaciones más severas.

A partir del año 1982 se comenzó a evaluar este instrumento y, con ello, la focalización de los programas que la utilizaban. Se detectó que sólo el 14% del gasto social estaba llegando efectivamente a la población más pobre. La Ficha fue modificada, y se adoptó un nuevo instrumento. La Ficha CAS 2, el que comenzó a aplicarse a partir de 1987. Una de las principales modificaciones fue la creación de un modelo matemático para el cálculo de un puntaje, el que va desde un mínimo de 350 puntos a un máximo de 750 puntos, aproximadamente.

La Ficha CAS 2 es un instrumento de estratificación socioeconómica que se aplica en todos los municipios del país y se utiliza para identificar, priorizar y seleccionar potenciales beneficiarios de programas sociales, principalmente transferencias monetarias directas a la población. La información contenida en la Ficha CAS 2 es utilizada para calcular un puntaje socioeconómico, el cual se obtiene de procesar computacionalmente las ponderaciones de diferentes variables, factores y subfactores. Su vigencia es de dos años, después de lo cual la información debe ser actualizada.

El objetivo principal de la Ficha CAS 2 es identificar, priorizar y seleccionar las personas potenciales beneficiarios de programas sociales, sobre la base de un puntaje, al conjunto de postulantes a un determinado subsidio estatal, de tal manera de decir quiénes han de verse beneficiados por el Programa en cuestión. La necesidad de utilizar un instrumento como la Ficha CAS 2 obedece a que en la práctica los postulantes a los subsidios son mayores en cantidad que los cupos con que cuenta la autoridad respectiva para el otorgamiento del beneficio.

 

Figura 1. Cobertura de viviendas, familias y personas, Ficha CAS-2

 

Recientemente MIDEPLAN introdujo cambios a la ficha CAS, que pasará a llamarse Ficha Familia. Entre ellos destaca el cambio del concepto de núcleo familiar y el retiro de variables como la TV, agua potable y alcantarillado para perfeccionar la focalización de los recursos.

La nueva ficha incorpora elementos valorables, sin embargo, no hay que olvidar que la ficha es sólo un aspecto del Sistema CAS. Por lo tanto, para que el cambio sea efectivo como mecanismo de focalización, se requiere que cada una de las etapas y procesos funcionen en forma rigurosa.

Uno de los grandes temas que deberían ser resueltos con el nuevo sistema CAS es la desviación de recursos fiscales hacia familias que no son pobres, dejando por consiguientes a hogares con real necesidad sin la posibilidad de ayuda estatal. Más aún si el principal desafío de todo instrumento como la ficha CAS es la validez y confiabilidad de sus datos.

 

Tabla   1. Comparación Ficha CAS-2 y Ficha Familiar

 

Por último, no debemos dejar de cuestionar el real impacto de la modificación implementada. Hoy en día, la ficha CAS sólo permite focalizar los beneficios del Subsidio Único Familiar, las Pensiones Asistenciales, Subsidio de Consumo de Agua Potable y los programas de Vivienda básica y progresiva, lo que representa aproximadamente sólo un nueve por ciento del gasto social, dejando de lado otros beneficios sociales tales como salud y educación.

No se debe subestimar la importancia y trascendencia que este cambio tiene, pero es fundamental que en la discusión pública se aborden todos aquellos aspectos que de uno u otro modo pueden afectar el éxito de una medida.